Bienvenido al Concurso De Microrrelatos

organizado por el taller Literario La Nave Fue y Volvió.

POR FAVOR, selección su opción.

10/30/2008

2

[NULO] El ángel caído


Un fragor sordo zumbó por sus oídos y un agudísimo pinchazo en el corazón le privaron de todo movimiento, sólo su mente quedó móvil. Por primera vez y de una manera abrumadora y absoluta, sus pensamientos abarcaron la totalidad del dolor. Un ventarrón estelar, cósmico, acababa de barrer todas las brumas que el piadoso Dios había enviado para cubrir la desnuda realidad. La razón despertó furiosa: sus ojos vieron y sus sentidos se llenaron de algo, mientras sus latidos le hablaron al mundo, y el secreto que le delataba y esperaba, tomó su verdadera y definitiva significación.

La mente - que no sus piernas -, le llevaron al centro de la estancia, su mirada extraviada abarcó perfiles jamás vistos. La angustia y la soledad se le subieron a la garganta y tragó saliva.

¿Hablo? ¿Qué importa mi mensaje? ¿Qué son las palabras, si yo de ahí de dónde he caído, sólo existen en el corazón?

Un gesto de infinito desconsuelo, unas lágrimas sin medida, también tenían su voz. Sus pensamientos gritaban su descubrimiento y pocas cosas eran las paredes estrechas de las mentes humanas para frenar su alarido: ¡era verdad, había caído del cielo y ahí estaba, solo, extrañado y nadie le descubriría jamás! ¿Quién reconocería a un ángel caído del cielo?

Alma humilde.

2

El equipaje

Eran las palabras sus pertenencias y ésas eran palabras.

Como nada poseía, porque le resultaba imposible otorgarles realidad, las nombró y creó sus existencias: eran su hambre y su sed de realidad.

Todo cuanto le dejaron eran las palabras: su herencia y su condena.

Con ellas se preparaba, se dirigía, se consumía y se destruía.

Ellas eran su ausencia particular. Como una muerte interna, una ausencia autónoma y discreta, hecha de lenguaje. El silencio de las cosas era su horror, era el vértigo en el estado más puro.

Y permanecería incansable en el mundo, en la búsqueda de la verdad, para que sus palabras nacieran, del mismo silencio que entrega un cuadro o una laguna.

Con palabras hacía su mundo, con ella misma, un barco llevándola.

Su lucha no había hecho más que comenzar: tratando de penitenciar un pecado, que ni tan siquiera había cometido. Afanando expresar las profundas experiencias humanas, arrancándoles su silencio, otorgándoles la luz.

El ave Fénix

1

Sueños de juventud

El resplandor de la luz que se escurría por los espacios dejados por la persiana mal cerrada logro despertarlo. Intento incorporarse en la cama. Hacía tiempo ya que no pasaba una noche de esas; tanto que había llegado a pensar si acaso no estaría envejeciendo. Pero no era posible; aun era joven; estaba en la flor de la edad. ¿Que había sido aquello sino?, ¿sólo un sueño?

Se levanto y se dirigió al baño. Allí, frente al espejo, se le reveló su vejez. Sus sospechas fueron atinadas. No había sido más que un sueño.

Jonah Lomu

4

EL Gin tonic, mucho más chic.


Miró a los lados y cruzó por el paso de peatones. En el fondo sabía que aquel bigote no le favorecía. Desde luego, debió haber optado por ir afeitado. Las botas de cowboy con la corbata de lunares no eran exactamente las mismas que había visto su madre en aquella revista. La leía a menudo, con todos aquellos reportajes sobre como ser.

Cuando llegó ya era bastante tarde. Casi todo el mundo se había marchado.

  • ¡Un Martini!

Lo pidió en la barra del fondo. Se arrepintió.

El Gin tonic es mucho mas chic.

Pepa.

1

Ilusiones


Allá en el patio salesiano se escuchaba en alguna ocasión: Es más interesante la víspera que la misma fiesta.

Se mantiene el interés por la vida con la creación de nuevas ilusiones, nuevos proyectos y objetivos factibles. Se observa una relación directa entre ilusión y vitalidad.

Las personas, las naciones, la humanidad para su existencia y mantenimiento necesitan de los resortes que proporcionan las ilusiones, aunque sólo se trate de cómo acabar el día.

A pesar de lo anterior, parece ser incierto el pesimismo expresado por el escritor Giacomo Leopardi: Las ilusiones son la única realidad.



Valeria

7

Usurpación de identidad


Ay, qué barbaridá

Me usurparon la identidá

Yo que me llamaba Romualdo

Y me hacía llamar Clodomira

Vengo a enterarme ahora

Que hay otros Romualdos

Y otras Clodomiras

Que distinto se hacen llamar

Ay, que barbaridá

Me usurparon la identidá

Pocho

1

ANGUSTIA

No podía identificar los códigos del miedo.

La oscuridad era cálida, casi protectora.

De pronto, una opresión dolorosa lo remitía a la angustia.

Tenía los párpados apretados, pegoteados en su propia sangre.

Dos manos lo tomaron de la cabeza y lo arrastraron sin miramientos.

    Salió de su celda con el cuerpo bañado de sangre.

Lo pusieron cabeza abajo, el golpe lo tomó por sorpresa y lloró. Lloró fuerte sin poder evitarlo...

...Guardó en el subconsciente aquellas palabras todavía sin sentido: -- Gracias a Dios, es sanito, un hermoso machito--.

Guardó también la ternura del abrazo de su madre.

Julio C

1

NADA HAY DE LO QUE ERA


Los regresos duelen

por lo que dejamos y por aquello

que nos recibe

uno viene distinto

cargado de lo que trae

imbuido

empapado de lo que ha vivido

como salido de la bruma

como aparecido del monte

como expulsado de un túnel

nada hay de lo que era

antes de la cárcel

ni la tarde

ni el beso

ni el café

ni la bandera del Partido

ni el organito de Homero

ni tu abrazo callado

ni las ganas de hacerte el amor

ni la lágrima que quema

detrás del ojo

camino a la garganta.

Manuel S

1

FLORECIERON LAS TERNURAS

Florecieron los besos

las garúas con sol

las ternuras

todas las ternuras

las caricias frecuentes

que se encuentran en tu piel

buscando ese día

el día

aquel día de no hace tanto

ese día

que fue nuestro

para siempre jamás

el día de todos los milenios

que sin embargo ocurrió

no hace tanto ocurrió

y pervive iluminando

      desde los recuerdos

poniendo la piel de gallina

con solo eso

el regalo y la huella

sublime

desde la transparencia

desde el soleado y magnifico

cielo de la presencia

sonríe con sonrisa de Gardel

el día que iniciamos

a querernos

Nemer B

1

“Molina”


Murió Molina y el Dólar y el Euro siguen subiendo, las bolsas del mundo no se enteraron. En unas horas iremos a su velatorio, veremos los rostros doloridos de los que se quedan a vestir los muertos, la duda del Dios Padre flotando en la mirada.

Murió Molina, partió en silencio por la noche y por la mañana amanecimos todos un poco menos vivos, un poco más muertos.

Yako

2

OBSERVATORIOS


Susana se asomaba cada mañana entre el rompecabezas del vidrio y los rituales que la salvaban de su memoria. Sus ojos eran, en aquellos días despejados, observatorios amarillos para mirar el universo y el patio y las otras ventanas abiertas. Eran observatorios de corto alcance y de lugares comunes. Por esa misma ventana entraban los dragones que escupían las palabras; ella las guardaba debajo de la lengua para que nadie las encontrara.

Susana tenía 22 años, un cuaderno para contar historias y una navaja escondida debajo de la almohada.

Leteo

2

SOMBRAS


Esta noche tengo frío y los pies cansados. La ventana está abierta. Necesito desdoblar el tiempo, estirarlo, inventarlo de nuevo; pero es tarde. Mis raíces no están bajo la tierra y tampoco las encuentro en el espejo; perdí mi nombre y no queda nadie que me lo recuerde. Mis manos se mueven como una tormenta furiosa y certera, no saben que hace mucho tiempo olvidé cómo volar. Tengo algunas sombras de visita sobre mi cama; esta noche voy a morir y necesito compañía.

Baltasar

1

Don’t cabe (no acabes)

Pero casi siempre vemos al que nos gustaría ver

A veces es mediante la expresión violácea tintórea de taninos fuertes

Acércate con tu cadera, es en tiempo de ocho

Te acuerdas del verano?

Tomábamos el sol en las espaldas

Creíamos que el frío invierno estaba realmente lejano

Cenábamos pescados y papas de lugares extraños

Pero casi siempre vemos al que nos gustaría ver

Es invierno creemos que la lluvia es solo momentánea

Ya pasara, la noche no debe durar tanto, las visitas serán por fin efímeras

El comienzo siempre es la mitad de todo

Guga 3

1

Pensâ tenes que escribir

ediciones de la lengua madre



La naranja mecanica

Es la veinte que va pa niebla


Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.


Cesar maduro

Vida en la luna

Es posible ver en dia de tierra en fase llena un pequeño punto que brilla de forma diferente, aquí la tranquilidad nos permite algunos pequeños lujos como este


Guga 2

1

Flotando

Flotando


Recorrer el espacio puede parecerte extraño

vi. que desde que Alexander apareció por esa puerta, fantasmas no han dejado de cruzarla, el llego muy cansado esa tarde, había estado en una tertulia de gente común, el avant garde te gustaba decirles

Pensé que si te escuchaban se enojarían, pero un secreto placer, hacia que ellos fingieran no oírte, nos refugiamos tratamos de olvidar todo

Para que? Me dijiste otro DIA, tenemos este flotador podremos navegar…

Lo denso es a menudo de pequeño volumen, me aprieta la oreja casi no me deja respirar

A mayor profundidad la resistencia se inventa


Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

1

La decisión

  • Pensá que podés arrepentirte
  • No me jodas. Está decidido
  • Pensá de nuevo. Tenemos tres
  • Basta, Juan. Tengo 36 años
  • Y yo 56, justamente
  • Con este embarazo, dos varones
  • La nena no estuvo en tu panza
  • Tenemos tres hijos, carajo!
  • Alicia, puedo morir pasado mañana!
  • Bueno, es parte del asunto
  • Podés enamorarte y querer otro hijo
  • No quiero otro hijo, te quiero
  • Faltan dos meses para la cesárea
  • Ya está. Me ligo las trompas



    Teresiña

3

Mientras viajo en tren

Añoro el olor a tren. Esa mezcla rancia de óxido y tierra. Esto que me transporta apesta. No se parece nada al ferrocarril que me trajo.

Mientras viajo en esto que, me dicen, es un tren, sospecho que muero un poco. Cada casa pobre me lo dice. Cada pueblo ajado que no tarda en desaparecer. Tengo que olvidarme de lo que pierdo; lograr que el desasosiego deje de traquetear como este pedazo de lata. Conozco el itinerario, anuncia lo que vendrá.

Sé que el fracaso me va a sostener, como tantas otras veces.

Libertaria

2

He vuelto a matar

Ana, mi terapeuta, me lo había dicho bien claro: cuando veas un tipo con esas características, intenta alejarte, cruzar de vereda.

Fue después de que le dejara un ojo negro a un infeliz que trabajaba conmigo. Se ve que me afectó y se lo conté.

Los años, ciertas recurrencias, la injusticia, siempre ahí, me impidieron cumplir con esa consigna.

Y no es la primera vez; ni ya sólo un ojo en compota.

He vuelto a matar





VICTORIA LUNA

3

Venta a plazos

Mi padre prometió que por mi cumpleaños me regalaría esa videoconsola que tanto deseaba. No tenía el dinero, así que decidió comprarla a plazos. Cuando ya estaba envuelta la señorita de los grandes almacenes le pidió los datos de la empresa.

- Ahora estoy en paro - dijo mi padre. La señorita, muy amablemente, objetó que en esas condiciones no podían admitir la compra. – Son las normas.

Mi padre empeñó el reloj chapado en oro del abuelo, ese al que tanto cariño tenía, y que le dio justito para pagar el regalo. Desde ese día llega tarde a todos lados.

Moncho Flores

3

LA PEOR NAVIDAD

Es la peor navidad que recuerdo, pero vamos, con diferencia. Ni siquiera la que pasamos de luto porque se nos murió la tortuga. Mi hermano pequeño le pintó en la concha la capa de Superman y la tiró por la terraza. No voló. O aquella otra en que a la abuela se le cayeron los dientes en el pavo y nadie se atrevió a probar la cena. Esta vez se nos ha roto la tele y nos hemos visto obligados a hablar y, lo que es peor, a mirarnos a la cara durante toda la noche.

Velocípedo

1

ESE VIENE A POR TI


Ese viene a por ti, dijo el muerto en la cola del infierno.

Ese viene a por ti, dijo el judío en la explanada de Auswitch.

Ese viene a por ti, dijo el soldado en el campo de batalla.

Ese viene a por ti, dijo el niño en un rincón del patio.

Ese viene a por ti, dijo la puta bajo una luna de enamorados, mientras el rocío le helaba las entrañas.

Ese viene a por ti, dijo el mudo a los ciegos del mundo.

Ese viene a por ti dijo un pavo en Nochebuena.


la dirección del tiempo

1

PUZZLE


No importa que la marea borre los mensajes
que dibujan tus pies
en la arena mojada
a la orilla de la playa
si tus dedos tocan mi corazón
Siempre

Siempre

que necesito
calor y abrigo
abrazos y cariño

Siempre

rompes mis esquemas
le das la vuelta a todo
en mi vida
me desordenadas
y luego me ordenas
me provocas el caos y la calma

todo y nada
nada y todo
todo se derrumba
y se construye
cada vez que te amo

…como dos niños
que se pasan mensajes
por debajo del pupitre

© Joseph B. Macgregor

1

FLUIR

La vida es un eterno fluir

un continuo construir

apoyado en el pasado

como pincel sobre la tela

esparcir su colorido

es el hoy en cada latido

palpitando en su camino.

Pero apenas suavemente

de la tela es levantado

lo ya pintado es pasado

y se acerca hacia el olvido

cada trazo encierra un hilo

de emociones encontradas

y de ilusiones perdidas.

Le damos forma al destino

en la tela del pasado

la vida es solo un camino

que nos lleva hacia algún lado

cuando te alcance la muerte

sabrás que ¡al fin!... has llegado.

TABETOR

1

Vaivén

-¡Vas a morir! Sos chiquitita y débil, tus alas están rotas, nunca volverás a volar.

La desesperación invadió a la mosca y tibias lágrimas rodaban por sus mejillas.

-¡Estás sola!-Repetía la araña mientras movía sus espinosas patas negras.

Temblando de miedo, la mosca notó como la telaraña se mecía.

Comenzó entonces a hamacarse plácidamente, y el vaivén de la tela, obligó a la araña a detenerse para no caer.

Las arañas saben que es más fácil atraparnos si estamos asustados y rendidos.

No dejes que nada te haga creer que no podés ser feliz sin importar el momento.

Martín Dellagorra

3

CUENTO EN BLANCO

En cierto concurso, un cuentista envió por error apenas una hoja en blanco. Pese a esto, obtuvo el segundo premio.

Pero fue injusto: la hoja en blanco no resultaba peor que el cuento ganador.

Karater

2

CADENA PERPETUA

Cierta vez un escritor se empeñó en terminar un cuento carcelario.

Como no quedaba conforme con ningún final, apelando a la magia (porque también era brujo) se metió en su propia obra para obtener de los personajes alguna idea que lo inspirara.

Sin embargo los personajes resultaron ser de lo peor: en un descuido lo encerraron en la cárcel a perpetuidad, mientras ellos escapaban afuera del cuento.

Colofón

2

RAZÓN DE ESTADO

En Estupidilandia sólo tenemos dos razas: los estúpidos y unos pocos sabios.

Desde siempre nuestro rey y sus ministros fueron de la raza de la mayoría. Pero cierta noche nuestro rey, cansado del caos que provocaban sus ministros, eligió un gabinete de personajes sabios. El caos ancestral de pronto cesó.

Por eso algunos están pensando en darle otro nombre a mi país.

Creo que mejor volveremos a los ministros de antes.

Mirno

10/28/2008

2

NUESTRA MASCOTA


Después de contarme varias anécdotas de su querido Lay, me preguntó con curiosidad:
-¿Tenéis alguna mascota?
-Sí. Convive con nosotros desde hace muchos, muchos años y sospecho que nos va a acompañar hasta el final.
Cuando era pequeña permanecía en su habitación, pero a medida que fue creciendo consiguió hacerse dueña de toda la casa.
De verdad, es tranquila, silenciosa y autosuficiente. No es preciso sacarla a pasear y no molesta a los vecinos.
Puede decirse que llevamos vidas paralelas y no solicita mimos o caricias.
-¿Cómo se llama?
-La carcoma.


MAVELI

8

Necesidad

Ella le sonreía para provocarlo

El no se fijaba en esa sonrisa

Ella se tocaba su cabello para coquetearle

El no se interesaba por ese flirteo

Ella lloró con desconsuelo

El se enamoró del consuelo

____

Justagirl

3

CUENTO DE HADAS

Había una vez un energúmeno que se enamoró perdidamente de una linda princesita. Cuando ella lo supo se rió estruendosamente durante dos días. Entonces el energúmeno, infiltrándose subrepticiamente en las habitaciones de la princesa, le comió una oreja, dos dedos del pie izquierdo y la mitad del clítoris. La princesa dejó de reír para siempre y el energúmeno murió de indigestión. Y colorín colorado…


Seudónimo: Grimm

3

FÁBULA


El rey león reunió un día a todos los animales y les dijo que atendiendo a los tiempos que corrían había decidido abolir la monarquía e instaurar la democracia. Ordenó inmediatamente organizar elecciones libres en las que él participaría en absoluta igualdad de condiciones. Como era de esperarse, el ex-monarca ganó holgadamente y por mayoría indiscutible después que se comió, pocos días antes de los comicios, a todos los otros candidatos y a una buena parte de los observadores.


Seudónimo: Esopo

4

CAPERUCITA

La miró acercarse oculto tras el árbol, trémulo, desbordante de deseo, tratando de adivinar sus incipientes pechos bajo el rojo intenso de su capucha. Cuando por fin estuvo a su alcance, vaciló. No sabía si poseerla o devorarla. Bastó aquel instante de indecisión para que ella le saltara encima y lo despedazara a mordidas mientras él, indefenso, dejaba escapar sus últimos aullidos de placer.


Seudónimo: Perrault

10/27/2008

3

Salud


Se sirvió otro porfiado vaso de vino. Intentaba matar el tumor.

Pensó: si me sale ésta, revoluciono la medicina y, sobre todo, - sonrió - les daré una gran alegría a los muchachos de la barra.

Al poco tiempo murió.

El mundo alardeó, irreverente, su imperfección: los beneficios del alcohol no son ilimitados.


Rigoberto

3

Apriete visceral


La presión era insoportable, pero había prometido no aflojar otra vez.

Cuando intervino mi mujer, me empeciné mucho más aún.

- Che gor, todos estamos preocupados por vos, te puede hacer mal.

- ¡No, ni uno más! – le contesté indignado.

Si la hebilla no se me hubiera incrustado en el abdomen, nunca hubiese capitulado. Pero aún así, arteramente vencido, volví a jurar que sería el último agujero que le hacía al cinturón.

Vicarl

2

Amor privado


“No hago otra cosa que pensar en ti” – repetía Serrat desde el viejo tocadiscos.

Acarició con su mirada la imagen de quien consideraba el ser más bello del mundo. Con el corazón alborotado dijo: te amaré siempre, sólo a vos; a nadie más que a vos.

En la cara se le congeló una sonrisa gardeliana, como esperando una respuesta.

No la hubo; semejante declaración de amor, no conmovió al frío espejo.

Mariananabel

2

MAÑANA DE JUEVES

Vendrás a mí como una suave fe primera: como el reflejo de la claridad en el charco.

Las panaderías ya transpiraron los vahos tempraneros antes, y vos durarás lo mismo

que un periódico.

El bostezo desganado, la torpeza del tránsito dormido mientras yo fagocito la idea.

Un andar de mañana felina cuando el deseo hormonal o la queja automovilística aún son entresueño.

Descerrajando la espera te preguntaré si la conciencia es un producto del cerebro o si todo alrededor es conciencia y el cerebro la bisagra. Pero tan a pesar tuyo, acá, acá todo seguirá casi igual.-

La alquimia

4

Armisticio



Por aquel entonces, me esforzaba por pertenecer a algo, por evidenciar todos los signos que pudieran identificarme como miembro de algo. Me vestía según parámetros que me eran ajenos. Cubría mi atuendo con chapas y parches. Quería, desde mi anonimato encubierto, centrifugar el sistema. Enterrar las injusticias.

Un buen día, apareciste tú. Olvidé aquella rebelión de barrio, que se transformó en obstinado rastreo de los posos de tu esencia, en una acometida poderosa a los perímetros del destino, en un asedio constante a las almenas de tu presencia.

Ahora duermo a tu lado, plácido y cautivo. Hasta la victoria siempre.




Cuervo atormentado

1

Creación


Sumergido en limo de palabras

Llanas, desdibujando términos obtusos

Perdiendo en la cumbre de un labio

El último adjetivo valioso

Salpicando la blancura del papel

Con cataratas de sinónimos imprevistos

Una inyección de verbos contusos

Se arrebatan buscando la espesura

Los puntos dislocados en el eje

Crepitan injuriando las sentencias

Las altas colinas de mayúsculas

En soberbia cabalgata del enjambre

Los perfumes asisten, los ruidos, las entrañas

La música percute en las rimas dibujadas

Se colma la espesura del soporte

Y nace balbuceando con tímida elocuencia…

El poema.

HB

1

Compañeras



Los vestidos y las máscaras eran similares, con sutiles diferencias. No así sus temperamentos. En la oscuridad rojiza de la habitación Anastasia trataba de convencer a su compañera para que la asistiera en su proyecto. La más pequeña trató de rehuir, pero le fue imposible, Anastasia no era de las que claudican a sus caprichos.

En sus delicados rostros de porcelana no se advertía el demoníaco plan. Ambas darían muerte al resto de las muñecas.

MORA

2

ADVERTENCIA

ADVERTENCIA

Un frío viento barría la costa. El amanecer desguazaba el cielo plomizo y fileteaba con oro las nubes tormentosas.

Sin embargo, él preparó los aparejos y subió al bote. Quizás, podría colocar las redes antes del aguacero.

Una gaviota se posó en la borda, única compañía del pescador artesanal en el estuario del Gallegos. Él le dirigió una mirada cómplice:

-“¿Qué te parece? ¿Salimos?”-

El ave dio unos saltos, picoteó suavemente las manos que empuñaban los remos. Aleteó, negando con la cabeza.

El sol desapareció, aumentó el viento…

Internándose en el oleaje, el viejo pensó:

-“Entonces ¿podemos discutirlo?”-

Nimez

1

TIERNAS PALABRAS


TIERNAS PALABRAS

Revila

Envolví con una frazada el cuerpo de mi amada y corrí hasta mi automóvil, donde la deposité con suavidad en el asiento trasero.

Arranqué y viajé un tiempo que se me hizo eterno, mientras mis oídos no cesaban de escucharla. Me hablaba de su pasión y me juraba que siempre me quiso, que siempre había sido el amor de su vida.

Y mi mente enferma ya no pudo dejar de oír esas tiernas pero falsas palabras, con las que el espectro de mi amada, trataba de encubrir aquella cruel y cobarde traición.

1

Dolor y tristeza

Dolor y tristeza

¿Observas aquella chica que camina por la vereda de enfrente?...¿la ves?... esa joven de pantalón gris y camisa blanca lleva en su mente un pensamiento enterrado en su pecho por mala niñez, y camina a su departamento a acostarse con vos, el pensamiento de adiós va dirigido a vos, aún que siempre lo sentiste, ahora te lo refresco son las mismas palabras que te dijo ese amanecer sentada en tu cama. ¿Te acordas?... esa chica esta enferma, si enferma de dolor y tristeza.


Por Filip de León

2

Serie.


- Siete, cinco, cuatro, dos, uno… ¡Mamá! ¿Qué viene luego del uno?

- El dos –contestó.

- Pero mira… -dijo mostrándole su cuaderno- Cuando nací éramos siete: vos, papá, mi hermano, la abuela, el perro, la empleada y yo. Nico se fue llevándose el perro, cinco. La abuelita murió, cuatro. Papá se escapó con Marisa; quedamos nosotros. Pero casi nunca te veo... Me siento un uno. ¿Qué viene luego? ¿El cero? ¿Me dejarás?

- ¡Jamás! -la madre tomó el lápiz y dibujó un bonito dos al final de la serie- Aunque te sientas uno, siempre seremos dos.

By Fany

3

Inocencia.


Sentados en un jardín, ella y él observaban atentos un par de mariposas que volaban juguetonamente sobre unas flores.

- Me encantaría poder volar así… -dijo ella dando un suspiro.

- Es imposible. Los seres humanos no podemos volar -respondió él secamente.

- Pero sería estupendo…-susurró estirando su mano en un vano intento de atrapar una.

- Es una idea tonta. Ya madura, abuela – respondió el niño levantándose y alejándose del lugar, arrancando así, inconscientemente, las alas de mariposa que acaban de crecerle a la anciana, quitándole a la pobre vieja su ilusión de volar.

By GiS

3

Verdadero amor.

Verdadero amor.

Pasaron ya tres días de la pelea; fue culpa suya, pero su orgullo no la deja pedirme perdón.

Aún con sus defectos yo la amo. Verdaderamente la amo. Y por este amor cedería y me disculparía.

De camino a su casa paso por un puestito de flores.

“¿Qué mejor que una rosa para reconciliarnos?” pienso mientras busco una linda flor.

Finalmente la encuentro, pero al tomarla me pincho con una espina.

- ¡Maldita rosa, maldita María! –grito, y giro sobre mí para volver por donde vine - si quiere seguir que se disculpe, ¡sino me busco otra!

By Hmk

2

Leer este texto dura un minuto.


Lucas se asoma a la ventana al mismo tiempo que el lector de este cuento sincroniza su reloj. Han pasado diez segundos y aún Lucas espera. Mientras tanto, el lector aún duda que transcurra el tiempo anunciado. Suena el teléfono y Lucas atiende, era un equivocado. Se sienta nuevamente ante el ordenador y borra lo que ha escrito. Por más que lo intenta, leer su cuento no durará un minuto. Por su parte, el lector, no obstante ha vuelto a leer este cuento para ver si han pasado los 60 segundos. 58… 59...

El relojero.

2

Fruto



Se resbala sobre la loza, se exprime sobre un blanco desconocido. Quiere crecer pero la tierra se ha bizcochado. El tío Raúl con inocencia ha traído una cerámica decorada, sobre ella duerme nuestra necesidad de querernos. Con una mayólica hipócrita en los bordes el deseo de recortarnos, de tener un borde, un terraplén para no desbordarnos.Tu flor hermafrodita, actinomorfa y péndula, se abre para perfumar el aliento de nuestro sexo. Fruto caído para gestar otro fruto.

Te rompés al caer sobre la tierra seca, no podés esconder tu rajadura. América te secuestra la forma, nos olvidamos del fruto abierto.


Viento

2

Bajo agua

Bajo agua

Con bolsas de ropas envueltas en sábanas, viene Tito. Con el pantalón en las rodillas y la cabeza hacia abajo. Y en el otro brazo colgando el vestido de casamiento de su mujer. Todo se perfuma de olor a humedad, agua estancada. Todos corren, pero Tito solo camina, con su bolsa de ropa húmeda. Llora un poquito, se detiene, se lava la cara con el agua que le tapo su casa.

La Rosa viene con la puerta del ropero en la mano y le grita ¡Tito no se detenga! ¡Sea hombre carajo! ¡Camine con la cabeza en alto!

lágrimas

2

Una mirada

Una mirada

Es buscar un sonido.

Te acabo de encontrar

escondida en unas letras.

Ahora no puedo leértelas

pero con una llamada

lograré recordártelas.

Tal vez tu mirada sea una caricia,

un “hola, no te puedo olvidar”

que se clava en mí con tu propia brisa.

Teito

3

Será tarde

Será tarde

¡Búscame ahora

que aún vivo en la trascendencia!

¡Acércate ahora

que mi corazón todavía late serenamente!

¡Bésame ahora

que mis labios aún no están fríos!

¡Quiéreme ahora

que aún ansío robar secretos a las cosas

y borracha vivo

de tanta credulidad!

Antes de que sea tarde:

¡Ámame,

que sin tu querer

estaré muerta

en medio de la vida,

viviendo lejos de mi propio corazón,

sometida al frío pálpito

de ese corazón mío

que ya no será;

dolorida e incierta

con el alma metalizada.

Muerta sin estar muerta…

¡Quiéreme ahora

y consérvame la vida!

Ángel de Alas Rasgadas

4

El dolor de ser ninja

el dolor de ser ninja me sacude el pecho

vibro con mi sable en la mano y giro

buscando un cuerpo que amortigüe la descarga

pero no hay nadie en el cuarto

que me mantiene oculto

de todos los que están afuera vivos




Croniamantal

1

Pequeña historia sobre el amor



Sobre el amor no se que escribir
se ha comentado por doquier
se ha hablado de los amantes
pero creo que ahora se ha perdido
en los recovecos de algunos
nostálgicos como yo
de algunos románticos incurables
pero yo le echo la culpa a los Dioses
porque eramos hombres y mujeres un solo ser
pero los Dioses traicioneros nos separaron
para que nos pasemos el resto de nuestra existencia buscándonos
a mi me paso dos veces
pero los Dioses traicioneros volvieron a separarme de las personas a las que amaba



MJCC

1

El escollo

El escollo

En el escollo riguroso se instala un nutrido grupo de gaviotas sin contrariarse, concentradas todas en su percepción de aquella realidad insondable. Mirar al mar es sumamente relajante. Como mirar al fuego. Todos los mares, el fuego. Ajena a la escena, una señora de manos blancas y exquisitas, le demuestra a su compañero todo lo que lo quiere. El perro de ambos si que se fija en las gaviotas. El señor le estrecha la mano con delicadeza, y es el más afortunado de esta orilla. Cada una de aquellas aves mira en una dirección con obstinado respeto.

Santi Bailor

5

Stress

Stress

Alicia salió temprano. Intentó peinarse y tapar las ojeras de una noche sin sueño entre fiebres infantiles, tareas domésticas y exámenes contables.

Llegó a tiempo a la oficina. Nadie lo notó.

El primer mail de la mañana informaba: inspección de la DGI.10:00am.

Alicia no leyó más.

“Me mudo”-dijo.

Se tocó el rostro. Buscó la unión entre el cabello y la frente. Encontró la cisura y de un fuerte tirón abrió su pellejo en dos.

Del interior de ese tapado que sostenía su humanidad, salió una pequeña mariposa azul que se fue volando por el tragaluz del pasillo.

Alba

10/22/2008

9

EL GRITO


El hombre salió de la casa dando un terrible portazo. Adentro quedaban los aún tibios cadáveres. A paso firme se dirigió hacia el camino que llevaba al puente. Dos personas que caminaban despacio delante de él, fueron apartadas con un empujón. Continuó su camino. Casi corriendo. Su rostro estaba desfigurado por la ira. Llegó a la mitad del puente. Se paró bruscamente. Pareció salir de su estado de trance. Recordó la última media hora deseando volver el tiempo atrás. ¡ Había matado a su familia!. Se llevó las manos a la cabeza y gritó, gritó, gritó su desesperación.

GLORIA

2

El casamiento


Apenas corrió las cortinas, y la luz entró por la ventana cubriendo de miles de cuadraditos dorados las paredes del salón de baile en el que hasta hacía un rato se encontraban festejando, él le hizo un gesto a la que ahora era su mujer para que comenzara a buscar en los bolsillos el dinero de los invitados que por el piso se encontraban desparramados luego de que los somníferos puestos en el champagne del brindis los rindiera, pero ella ya tenía tres billeteras en la mano. La puerta casi quedó abierta cuando salieron, la bola seguía girando.

MC

6

La noche


Espesa se deposita en el mediastino medio en donde está rodeado, por una membrana de sábanas. En esta oscuridad puedo sentir sus contracciones y relajación que ocurren setenta y cinco veces por minuto, un ciclo de ocho segundos.

Sale a la superficie y me mira. En la explanada de mi piel, pierde peso. Se transforma en un objeto de bazar y nadie lo advierte, sólo Sebastián que lo besa y la noche se lo ofrece. De mi cuerpo brotan corazones de bazar y mi amor lo sabe. Entonces los esconde debajo de la cama. La noche se ríe.

Jitanjáfora

2

EL CUADRILÁTERO


AMABA A UNA CHICA

QUE AMABA A UN CHICO

QUE AMABA A UNA CHICA

QUE ME AMABA A MÍ.

TODOS BESAMOS

LA LONA…

NOMAR SELAIBUR

10/20/2008

5

TRISTE LAMENTO EN PROSA

TRISTE LAMENTO EN PROSA

POR UN AMOR QUE NO FUE

Sonreíste aquella vez, tímida, a la distancia. Intenté encontrar tus ojos... difícil tarea. Disimulé ignorarte —¡cómo hacerlo!— pero nadie lo creyó. Pasó el tiempo y mi disimulo se perfeccionó. Logré que todos creyeran que para mí eras nadie. Tanto, que vos, tonta, también lo creíste.

Y te perdí para siempre.

Fideo

3

El Gobernador



Simón bajó del galeón con su peluca gris, la casaca abotonada y los dientes castañeteando.

-¿Cómo llamáis a este lugar? -preguntó al intérprete tehuelche.

-Aldea Grande... El río se llama Aguas Turbias, y la región Ueraicú.

-¿Uera-qué? ¿Pero qué indiada es esa?... Veamos... Por estos mares navegó Magallanes..., pero ya está El Estrecho para recordarlo...

Alcazaba hojeó un librillo y repitió los nombres de los marineros más "ilustres" que viajaban con su famoso paisano.

-Blasco Gallegos... Me gusta... Así que a partir de ahora este será ¡el Río Gallegos!, y el villorrio tomará de él su graciosísimo nombre.

Lúa Nova

30

Ojos que no ven



Señora, señora ,¡señoraaa! Necesito que pase por la morgue para el reconocimiento de rutina -dijo el policia-

¡le digo que es el!

No necesito volverlo a ver, es el, es Ricardo, no entiendo porque nos hiso esto. Estaba en el tercer año oficial, el tercer año, ¿que podia pasarle como para suicidarse? El tenia todo planeado, su futuro era estudiar, graduarse y trabajar para una muy importante empresa naval como ingeniero.

Ricardo simpre decia lo mismo y ahora...ahora se enterará en que estaba su hijo -la interrumpio el policia- disculpeme oficial prefiero irme.


drchapatín

2

FRAUDE

Sonriente y hermética te presentas al mundo,

con maleta, tacones y tarjeta,

y una úlcera de estómago

de esconder tantas habichuelas.

Una noche te sientes sola,

estás sola, y sola no se te ocurre compañía.

Apagas la luz, te asustas…¿quién es esa?

Eres tú, Enriqueta,

tú, antes de cambiarte el nombre por Creta.

¿No te das cuenta?

¿cuánto has pagado por el coche?

¿cuánto has pagado por los perfumes,

los vestidos y el escote?

¡Ay! ¡que te han estafado!

Has pagado mayor precio, Enriqueta,

del que marcaba en la etiqueta.


Vértigo

1

SIETE VECES POR SEMANA



      Estuve años sin soltar una lágrima y soltar la risa ya no te digo nada.

      Pero, en algún momento, no sé cómo, ni dónde, ni cuándo,

      dejé salir una lágrima y después de un llanto nacieron siete carcajadas.

      Ahora lloro y río, por lo menos, siete veces por semana.

      ¿Qué es una enfermedad? a mí que no me curen nada,

      tantas emociones me recuerdan que estoy viva,

      que yo no quiero una pastilla que duerma el llanto y la risa.

Vesania

2

CÉFIRO MISTERIOSO

Anónimo7

Céfiro aire de glauco esplendor, cierzo ceñido con cilicio pecador, me das la fuerza vital a inhalar pero luego me asfixias en un sopor de morriña. Quisiera desabrochar pétalo por pétalo los secretos que como polen hieren de alergia mi alma, convirtiéndola en pus de miel cuyo dulce-amargo se me inyecta como ajenjo. Pequeña ondina que te retraes junto con olas que el piélago adormece con su murmullo rosicler, dime quién de verdad eres para saber si puedes ser mi mujer… Quiero dejar de ser tu simple cenefa con la cual adornas tu eterno velo de misterio.

1

NOCHE SATELITADA

Por Outsider visceral

Esa noche me detuve a contemplar el cielo “satelitado” y pensé en todas nuestras iónicas esperanzas: futuros coches cuyo vuelo surque espacios, bosques hechos a base de hierro aleado con acero y bares en los cuales nos sirvan cerveza con algún nuevo nombre extraño. Y contemplé en esa noche una especie de tanque volador, o quizás era un misil, desde cuyo interior un extraño personaje de piel seca como deshidratada por una guerra, me hacía gestos desesperados con sus manos. No entendí lo que quiso decir, sólo supe que se perdió en el infinito. Y yo seguí contemplando.

2

MELODÍA DE DEMONIO


Por Léolo7


Era melodía de amor pero quizás también de dolor; era un ángel musical o a lo mejor un travieso demonio. Nota a nota tejía partituras, verso a verso construía pasiones y canto a canto nos hacía soñar. Con un Do Re Mi hizo nacer sirenas mudas que nos miraban con carmínica actitud; con un Fa Sol ninfas y duendes se convirtieron en soles y lunas; con un La Si Do botó edificios de lodo y fraguó con su candente voz universos de bosques que cobijaron la vida. Ese era el músico, demonio angelical que trajo su paz.

7

AZUL


Lavé el camisón de seda (azul todavía) y lo colgué al sereno de la noche. O a la serenidad de la Luna. Lo observé cómo lucía mojado, me sorprendió su luminosidad.
Y una brisa suave barrió historias fósiles, le devolvió la virginidad para ofrecérsela a la Selene.
Volví a observarlo y recordé… cada palabra. Cada sendero de sus manos. Su boca navegante ansiosa de sedas sin azules. Mi ingenua osadía, su atrevida sapiencia.
Después, les permití el vuelo, eligiendo su desorbitado, ardiente, experimentado y bien merecido silencio.


Tilde.

11

IRMA Y ANTONIO


Durante todo el trayecto del colectivo no pude saber a ciencia cierta quien escribió (o rayó) el asiento de adelante.

¿Irma o Antonio?
¿Temblaba el trazo por sublime amor, picardía, indiscreción... o despecho y rabia?
Si lo escribió Irma ¿Antonio ya lo leyó?
¿Alguno de los dos quiso borrarlo?
¿Lo hizo alguno en presencia o en ausencia del otro?
¿Antonio e Irma existen?
¿Su amor sigue circulando por alguna calle de esta ciudad?

¿Alguna vez se imaginaron que serían verso cotidiano, musa de poetas, pensamiento filosófico, un par de pájaros en el asfalto atrevidos del amor?

Lápiz Cero.

8

Ella dice:


    SÓLO TUS MANOS

    Los dedos se iban trancando al tiempo que una voz me decía: "Puede contigo"
    Y ni siquiera un desmenuzado verso se asomaba.
    Y cada letra se confundía con su vecina
    Y el silencio me empapaba, a remolinos de ideas, con imágenes volando por los cien mil cielos de una sola noche de luna.
    Y era casi real que estaba loca por esas manos.

    El amor, mientras todo eso ocurría, se hacía.

    Chatte

5

Boleto de ida y vuelta.

He decidido hacer el viaje. Le he vendido al recuerdo mis noches de insomnio y los trastos que olvidó mi abuelo. A la suerte le he dado en herencia mis botas y algunos de mis pensamientos fúnebres. A mi regreso, le diré al viento que devuelva mis palabras, las lágrimas y el frasco de rocío. Cuando regrese, encontraré las velas apagadas que se cansaron de pedir por mi descanso. Y en mi descanso sobrará la quietud, y volverán los días en que el recuerdo fue mi presente, y mi presente el olvido.

FERS.

3

El arrepentido


Durante toda mi vida me acosó esta terrible sensación de arrepentimiento. Me arrepiento prácticamente de todo. Sin ir más lejos hace veinte o veintitrés minutos, mientras descendía en caída libre desde el noveno piso del edificio en el que trabajo, ya sentí unas irritantes ganas de seguir viviendo justo cuando estaba llegando al cuarto, donde atiende esa morocha terrible. E incluso ahora mismo, que ya estoy muerto, mientras observo la expresión de aquel secretario que conversa intranquilo con el señor de barba, empiezo a arrepentirme gradualmente de haber confesado de manera tan abierta la seriedad de mi agnosticismo.

Alurralde

2

Sos vos


Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Sé que no sos tiempo.

No puedo tenerte.

Al recordar tu voz

Todo se estremece.

Quisiera recordarte

Poder dibujarte

Pero una lágrima se escapa

Cuando intento dejarte.

Sueño con abrazarte,

No quiero cambiarte.

Confío en el destino

Que me ayude a ser tu amigo.

Podría dejarte,

Pero estas en todas partes.

Todo me recuerda a vos

Y sin embargo sola acá estoy.

Tormenta J

2

Una sonrisaUna sonrisa


Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Una sonrisa franca,

Que pueda provocarme sensaciones

Que me lleven a un mundo maravilloso

Donde solamente existas vos.

Una sonrisa verdadera

Que me lleve a la ladera del más allá,

Que me haga presentir que estás

Y que de vos, no me pueda olvidar.

Una sonrisa pasajera

Que me ayude a ser viajera

En clase de primera al

Paraíso, que solamente vos conoces.

Una sonrisa certera,

Que haga de la perfección un presagio,

Que naufrague en el futuro

Como sueño de otro mundo.

Brisa J

1

Transitar el camino del olvido

Transitar el camino del olvido

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Su pelo enredado

Sigue su caminar pausado,

Nudos de tristeza

Sus días atraviesan.

Su corazón partido

Sueña que la puerta

Del olvido, no sea prohibida

Y haya una sonrisa por lo ocurrido.

Entre tanta monodia

Todo se vuelve melodía

Una luz en la oscuridad

Parece deslumbrar.

Al final todo vuelve.

El río toma su camino,

Ya no mas llantos,

Ya no mas líos.

Torbellino J

2

Tránsito


Cada vez que pienso que toda arena que pisé en la playa algún día será tragada por el mar, y que mis huellas no tardarán en borrarse, mis lágrimas se hacen protagonistas de un llanto agónico, apenas con fuerzas para continuar la marcha. Noches de fiesta bajo la luna y trajes de boda, son arrojados al vacío sin ánimo de volver nunca a mi cabeza.

Hay cosas más importantes que el dinero; el amor de hermano. Algo casi inexpresable.

Pero el dolor que sientes cuando lo pierdes, es aún mayor. Notas cómo un vacío infinito se apodera de ti.

Yarinxu

4

NUNCA DIGAS NUNCA

Victorio salió furioso de su trabajo, había peleado muy feo con el patrón.

-Volverás de rodillas pidiéndome por favor –dijo Anselmo, el patrón.

-Antes muerto –contestó.

Siguió caminando enfurecido, con ganas de golpear las paredes, las víboras brotaban por su boca. Sonó el celular. Le comunicaban que su madre se había descompuesto, estaba en terapia intensiva sin esperanzas. Victorio se volvió loco, comenzó a dar vueltas sobre sí mismo sin saber qué hacer. Empezó a rezar.

Estaba diciendo: –Dios mío por favor –cuando se tropezó con una piedra, chocó a un hombre, levantó la vista, era Anselmo.

AMP

1

Novia del Cracker.

Despierto al sentir tus dedos prendiéndome y todo mi cuerpo se energiza. Entonces tu mirada no se aparta de mí, apenas parpadeas. Mi amor a tu lado me siento extasiada, pero, cuando me ordenas, valiéndote de tus mañas, que indague entre mis colegas de la bolsa sobre informaciones secretas, que utilizarás en transacciones fraudulentas, que luego te reportan grandes ganancias. Te sonríes con ese rictus que asumes a manera de satisfacción, en ese momento me siento como una prostituta manejada por su chulo. Me parece no importarte mis…, porque te despides, dejándome sin energía.

Espada

3

fábula

- ¿Por qué elegís Plaza de Mayo para pasar todos los días de tu vida?, siendo ave y teniendo la posibilidad de volar a lugares mucho más fascinantes que esta triste plaza, si fuera vos; ya estaría emprendiendo vuelo hacia algún rincón inhóspito de la Patagonia, buscando nuevos desafíos, expectante de nuevas palomas por conocer.

Con aires sabios respondió:

- ¡Buena pregunta!, será por el mismo motivo que vos hace ya tres años venís a mi encuentro en tu hora de almuerzo: la rutina. ¡No tengas miedo!, ustedes los seres humanos también tienen alas, solamente que aún no aprenden a volar.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

(Por Pequeño Reincidente)

1

El hombre que ríe.

El hombre que ríe.

Por el sol,

que hasta hoy, no olvidó salir.

Por la complicidad de la luna,

que de cerca lo acaricia.

Por el día,

infinito desafío.

Por los ojos,

que permiten ver;

la intensidad de los colores,

el color de la naturaleza,

y los ojos de las personas, que tanto lo llenan a uno de color.

Por el aire,

hasta ahora gratis.

Por los libros y la música,

El cine y el teatro.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Por los mates compartidos.

Los olores,

principalmente el de la vida.

Por el tiempo,

que por suerte pasa.

Por todo esto,

el hombre,

RIE.


(Por Pequeño Reincidente)

1

La madre muerta.

Ha apuntado Dani en su diario que mamá ha muerto. A buen seguro que a ella no le hubiera gustado verlo llorar sin consuelo. Pero las lágrimas cayéndole sobre los folios manuscritos cada día, le traen a la memoria el rostro sereno de ella, a la luz de las primeras estrellas de la noche.

Dani se sabe ya solo, y el único consuelo lo siente al llorar, escrutando ese retrato confuso que le provocan las lágrimas estalladas en el papel.

ELTXEMA

5

Eterna reprensión.

Había vido,

que su evárida aduraxio por Cristonde;

escondía reprensiones.

Desgaída y mediocroica,

suplicaba a su rezo.

¿Quién sabe?

- Solo Dioblo, dijo Rementaura.

Radiswell, a su vez,

oraba;

era como nacionarse en inglesia.

Mientras tanto,

se oía desde el Garimbao.:

“¡Careadumpida arquitectura,

de cruces latinas remeladas,

y curas yacafásicos,

vendiendo bofe, quesadilla.

Somos cómplices de su mentosio!”

Suspiró, ahogándose en llanto,

Eoyado por el increfo.

Se sintió algo palaldiado,

positivo para su egono.

Pero luego, en forma lanta,

y seguro de su nóvida;

se cortó el trepácico,

para despedirse así,

de su eterna reprensión.

(Por Pequeño Reincidente)