Bienvenido al Concurso De Microrrelatos

organizado por el taller Literario La Nave Fue y Volvió.

POR FAVOR, selección su opción.

12/13/2008

2

carta

Con la siguiente carta los organizadores dan por terminado todo debate bizantino que no conduce a nada.

Estimado Acabáramos:

Mi nombre real es Daniel, lo que significa que me hago cargo de lo que digo, esto significa sin escudarme detrás de un sinsignificado.

En primer lugar haré caso omiso a tu “ORDEN” de hacer silencio, incluso escrita en otro idioma denota tu costumbre de dar ordenes.

En segundo lugar, me tachas de chanta, guante que recojo para darte esta respuesta, demás está decirte que quizá se puedan dar órdenes de quien puede o no ganar o no en el círculo en el cual te muevas, pero es medio difícil hacerlo en un ámbito como este. Si perdiste, debes hacerte cargo que hay gente que escribe mejor que vos, quizá mucho mejor y es más, firma con nombre y apellido sin el escudo de un anonimato.

El estoico o “chanta” que vos mencionas tiene algunos concursos y premios ganados y otros (muchos) perdidos, lo cual no me llevó a despotricar ni a tachar de injusto al resultado, pero, estimado no creo que lo entiendas.

Sin otro particular y llamándote a la reflexión te invito a que no dejes de escribir, a lo mejor, con el tiempo, la práctica y el aprendizaje llegues algún día a ganar algún concurso. Será ese el momento entonces en que esta carta sea leída por quien, en ese momento, tache de arreglado el concurso.

Atentamente.

Daniel

12/08/2008

9

RESULTADOS CONCURSO

LA GANADORA DEL PRIMER CONCURSO DE MICRORRELATO
LA NAVE FUE Y VOLVIO
DE RIO GALLEGOS PARA EL MUNDO 2008
ES

Liliana Cristina García
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
República Argentina

NÚMERO DE TEXTO EN CONCURSO: 63

LA SOMBRA

El hombre sabía que era el grillete de su propia sombra y también sabía lo que significaba perderla.
No quiso que la metáfora cegara su razón, pero aún así se quedó mirándola con miedo. Le parecía que cada vez se hacía más pequeña, tanto como su acotado universo.
Y en el último instante, cuando la vio desaparecer bajo sus pies, creyó que su hora había llegado y lloró amargamente sin siquiera darse cuenta que sólo eran las doce del mediodía
y que su sombra descansaba, furtiva, en la suela de sus zapatos.

María Luz González





Cuenta con el mayor número de críticas constructivas de perfiles abiertos y según las bases: "Ganará aquel trabajo que reciba más comentarios positivos o críticas elaboradas, siendo los visitantes del blog quienes elegirán al ganador." Por lo que nos pondremos en contacto para que reciba el premio de $300, un diploma y un paquete de libros del Programa Mi primer Libro de la Municipalidad de Rio Gallegos.




GRACIAS A TODOS LOS PARTICIPANTES Y COMENTARISTAS.





Pueden seguir visitándonos en http://tallerliterariorg.blogspot.com donde podrás comentar y subir tus relatos, cuentos, poesías, cartas y lo que te imagines, de forma totalmente gratuita.

AGRADECEMOS TAMBIEN EL INTERÉS Y LA PACIENCIA PRESTADA, A PESAR DE TODOS LOS BACHES QUE SALIERON EN EL CAMINO.

NECESITAMOS TU OPINIÓN, ASI QUE PUEDES EXPRESARNOS QUE TE PARECIÓ EL CONCURSO Y DE QUE FORMAS PRÁCTICAS CREES QUE PODEMOS MEJORAR LA PRÓXIMA VEZ.


12/01/2008

1

FIN RECEPCION MICRORRELATOS DEL CONCURSO

SE HA LLEGADO EL LA CONCLUSION DE LA RECEPCION DE RELATOS

Se mantendran 1 semana habililitada la opción de comentarios para que los últimos tambien tengas la oportunidad de ser criticados.

54

Alta Magia

Alta Magia

La noche se les metía hasta en las uñas. Vera corrió para ocultarse de los hachazos, pero Marco la alcanzó. Una constelación de estrellas rojas salpicó las paredes. Las azules vísceras de la víctima parecían tiernas uvas pisoteadas, mientras cuatro ojos infantiles espiaban tras la reja.

Años después se festejó un nuevo ritual en el santuario del dios negro, y al tiempo que el macho cabrío se presentaba ante el aquelarre, Nico le preguntó a su hermana:

–¿Te acordás de mamá?

–Sólo cuando veo sus muelas en el altar.


Santiago Nayangore

2

CUMPLIENDO LA PROMESA DE ESCRIBIR AQUEL AMOR…(PERDÓN POR LA ESPERANZA)

CUMPLIENDO LA PROMESA DE ESCRIBIR AQUEL AMOR…

(PERDÓN POR LA ESPERANZA)


“Quisiera poder decir que el caballero templario y la princesa fueron felices, comieron perdices y todas esas cosas que gusta oír cuando termina un cuento, pero los mejores finales son siempre los que están por escribir... ”

Tengo que llamar a la editorial, pero aún no he decidido si para entregar el libro o… para despedirme y dedicar el escaso tiempo que me queda a buscarle y…Un amor que él solía llamar “nuestra gran historia de tres días”… aunque a mí no haya dejado de acompañarme durante todos estos años…

ALAYDA (3)

3

LÁGRIMA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

LÁGRIMA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA



Mamá

en el cielo

y quien fuera mi

padre entre rejas…..

voy a ser yo quien cumpla

condena, la de vivir en un

mundo que ha perdido

la cabeza.

ALAYDA (2)

7

El sueño recurrente.

El sueño recurrente.

Si te dijo que no va a venir esta noche, no le creas: tu pesadilla te ha tomado cariño.

Decker

2

Presente en cada momento

Presente en cada momento

Un buen vino nunca puede faltar en una reunión con amigos. Tampoco el vino cotidiano en la mesa familiar. Los hay de todas variedades y color, para todos los gustos. Y hasta resulta imprescindible que, al menos una vez en la vida, podamos darnos el placer de disfrutar de alguna botella de las más caras, aquellas que resultan habituales para los poderosos y una extravagancia para los humildes.

¿Hay acaso en la vida algo que nos acompañe tan fielmente en todo momento?

Liza Tomci

4

La proximidad de los enfermos.

La proximidad de los enfermos.

El patrullero se desplaza por la calle principal de la ciudad hecha con cajas de medicamentos. Un frasco de alcohol es el tanque de agua. Los goteros son campanarios. El lado de la cómoda que da al rincón oscuro, el altísimo acantilado. Después, todo es mar... La mesa de luz, una isla con un faro de bronce; muy pocos pueden llegar hasta ella y casi todos naufragan entre los pliegues del acolchado de la cama de mamá. Mi madre: esa enorme sirena varada frente a un mundo que no alcanza a comprender.

Sebregondi

4

La Bestia

La Bestia

Enhebrado en un hilo de fuego cuelga

el susurro permanente del amor.

Y una mano,

mientras,

acaricia despreocupada los dientes de la bestia.


Adán (h)

52

UN HOMBRE NUEVO

UN HOMBRE NUEVO

Dos cosas malas no pueden hacer una buena, pensó y se arrepintió de haberse humillado ante esa mujerzuela. Nunca debí robar esa joya para quien pagó tan escasamente mi cariño, caviló y colocó la bala en la recámara de la Bersa calibre 22, único legado paterno. Echó una última mirada a sus pertrechos desordenados en el cuarto, se persignó frente al espejo y apoyó el cañón helado sobre la sien, mientras apretaba los dientes. El disparo sonó como una revelación entre las paredes raídas. Un hombre nuevo, dijo y guardó la Bersa calibre 22, único legado paterno.

JUAN MURAÑA

4

MASCOTAS

MASCOTAS

Le encantaban los animales: ése no era el problema. Era feliz en la aldea con su perro y sus ovejas. Pero ahora se sentía observado por miles de ojos inquietos y oscuros. Sus alientos cálidos constantemente en su nuca. Le desesperaba el impaciente golpeteo de sus patas y pezuñas sobre la madera del barco. No había rincón donde pudiera estar solo. Los sonidos le estaban volviendo loco. Bramidos, gruñidos, trinos, balidos, silbidos, maullidos, cacareos, graznidos, cloqueos, rugidos, aullidos, zumbidos, gorjeos, mugidos, zureos, relinchos, ladridos…

Noé se dio la vuelta en su duro camastro de paja. Estaba lleno de pulgas.


Eco

4

RULETA RUSA

RULETA RUSA


Diez uvas negras. Grandes. Redondas. Plenas. Le puso el racimo delante, en un platito. Sólo una gota de veneno, le dijeron, era necesaria. Fue comiendo una a una, con deleite. Nueve, ocho, siete, seis. Se sentó frente a él. Se le formaron gotas de sudor encima del labio superior. Cinco, cuatro. No decían nada. No hacía falta. Tres, dos...Sólo quedaba una. Un tic en el ojo derecho. Sólo una. Mirándole fijamente, el jefe le envió, rodando, la última uva por encima de la mesa.


Nereida

3

PERIPLO

PERIPLO

La carta que el cartero repartió un día frío y gris; que venía aprisionada entre tres paquetes y 12 sobres; que llegó a la oficina central por la noche en la saca que un funcionario sacó de una furgoneta amarilla; que viajó miles de kilómetros desde tierras soleadas y extrañas; que recorrió carreteras polvorientas en un ruinoso autobús hasta la ciudad más cercana; que fue escrita al compás de una hamaca que se mecía bajo el parpadeo de la luz de un despiadado sol… llegó. Y un aroma a fruta tropical llenó el aire al abrir el buzón.

Efrén

15

POÉTICA


POÉTICA

Ahí tienes la hoja. La imagen que bebes con los ojos. Las flores que son tus deseos. Los libros te buscan como hembras en celo. Aunque nunca sabrás lo que dicen. El secreto virgen es más provocativo. Un cuadro te sueña. O tú sueñas el cuadro. El viento abanica los pétalos. Como un amante invisible. Ahí tienes el lapicero esperando tu mano. Y el laurel del recuerdo como un vino dulce. Ahí tienes tu alma. Tus horas que pasan como el agua. Tu cuerpo trashumante por olores y sabores. Gira la imagen, tuércela, enderézala. Arriba. Abajo. Hasta estrellarte contigo.

Antonio Fernando Mar

4

Argentina 1995


Se ahorcó Franco Mastronardi, cobraba la jubilación mínima, nadie se sorprendió.

Daniel Forte

1

Reacción

“Mi doble en el espejo era ciego, por lo que no vio a nadie de este lado mirándolo”

“El quiebre”- Enrique Jaramillo Levi

Sintió pánico. Y, ahogado en su horror, reconoció colores, lugares, objetos. Y recordó. Recordó el piso encerado, recordó las escaleras. Y entendió. Entendió su gusto por el ascensor y las rampas. Entendió el bastón al costado de la puerta. Entendió que la memoria puede engañar a los ojos y, como si fuéramos niños, jugarnos una broma.

Los recuerdos, cuando todavía están ahí, resultan más reales que las cosas que representan.

Miradas

2

Erébea I


Tic… tac… tic…

Silencio.

El reloj se detuvo. Y por unos instantes que nadie pudo medir, todo se paralizó… y cambió.

Dicen que hay decisiones radicales, que modifican el curso de la vida. Pero cuando el tiempo juega y nos obliga a cruzar el límite de las opciones, el mundo se transforma.

Nunca sabremos cómo hubiera sido.

Metamorfosis

5

QUIÉN SOY?


Un anciano pescaba cangrejos entre las rocas, río arriba.

Tras unos arbustos vio como un joven se aproximaba.

Parecía fatigado y su cara era la de un hombre que había caminado mil días.

- ¿Quién eres? - Preguntó el anciano.

- Gracias, amigo. -Contestó el joven sentándose junto a él.



Hokusai

2

Silencios

Cruzó la calle, tomó las llaves y decidió entrar. Se sentó, abrazó con su mano el teléfono y marcó el número que estaba en aquel papel que sostenía la otra de sus manos temblorosas.

El tono y silencio, llamando, y silencio; el contestador y su silencio.

Cortó y secó su transpiración, respiró profundo y volvió a marcar. El silencio y llamando, nuevamente el contestador. Cerró los ojos y dejó salir su voz: - te quiero- y cortó.

Caminó hasta su cama, se tapó en busca de resguardo y esperó nuevamente la mañana.



Paloma