Bienvenido al Concurso De Microrrelatos

organizado por el taller Literario La Nave Fue y Volvió.

POR FAVOR, selección su opción.

11/29/2008

Indonesia necia

Los conductores de rickshaws de piernas fortalecidas por tanto pedalear, y el cuerpo enclenque de tan poco comer, corrían en tropel: escapaban de la policía. Éstos blandían sus palos para ahuyentarlos del lugar destinado a taxistas, de “rango superior”.

Al primer anuncio de lluvia bajaban del triciclo. Con un trocito de jabón embadurnaban el cuerpo y se enjuagaban con el chaparrón, y otra vez a trabajar. Esperaban que alguien se interesara por un viaje y regateara el precio, aún siendo de pocas rupias, debían bajar unos céntimos.

Esa es su casa; nacen y mueren allí. Y se sienten afortunados.

Teri Makasi

2 criticas constructivas:

Pablo Lorenzo COORDINADOR dijo...

Un viaje, esa es la sensación, fue como andar por las calles y entrar en el mundo de los conductores. Hayque dejarse llevar para poder viajar con la mente.

Susana Sosa Villafañe dijo...

Es el relato de algo real, vivido en una ciudad de Indonesia, y que se puede repetir en cualquier ciudad de otro país asiático.