Bienvenido al Concurso De Microrrelatos

organizado por el taller Literario La Nave Fue y Volvió.

POR FAVOR, selección su opción.

12/01/2008

UN HOMBRE NUEVO

UN HOMBRE NUEVO

Dos cosas malas no pueden hacer una buena, pensó y se arrepintió de haberse humillado ante esa mujerzuela. Nunca debí robar esa joya para quien pagó tan escasamente mi cariño, caviló y colocó la bala en la recámara de la Bersa calibre 22, único legado paterno. Echó una última mirada a sus pertrechos desordenados en el cuarto, se persignó frente al espejo y apoyó el cañón helado sobre la sien, mientras apretaba los dientes. El disparo sonó como una revelación entre las paredes raídas. Un hombre nuevo, dijo y guardó la Bersa calibre 22, único legado paterno.

JUAN MURAÑA

52 criticas constructivas:

Sekhmet dijo...

¡Menos mal que lo pensó dos veces! Todo ronda el amor y el desamor...

Claudia Donayhy - Sandra Veggi dijo...

muy bien expresados los sentimientos de un hombre ante una situación límite, tenso, abierto... muy bueno

Ernesto dijo...

Interesante, estremecedor. Tiene suspenso

carmen dijo...

Me lleno de intriga. conmovedor relato.

dix dijo...

Digno del mejor Lovecraft. Te pone en clima y luego lo cierra. Buen relato

Mona dijo...

El renacer perpetuo disfraza de alivio un designio irrefrenable.

la Maga dijo...

Muy sugerente, me recuerda a Oliveira, y pensar que hay quienes creyeron que se había suicidado...

arturo dijo...

Trasunta cotidianeidad y doble lectura. El amor, la locura... corresponder a quien?, qué es el amor y que es el amor correspondido?Qué es lo que debe o no debe hacerse? Interesante, corto para mi gusto.

jorgelina dijo...

Un relato austero que da lugar a muchas interpretaciones. Hubiese merecido un par de líneas más. No por ser, el desengaño amoroso, un tema trillado, deja de tener efecto.

el polaco dijo...

la parábola del arma como único legado del vínculo con su padre, la miseria que sobrevuela la escena, la mujerzuela bien hubiesen valido una ilustración de Toulouse Lautrec... interesante forma de decir mucho con muy poco

Pablo Lorenzo COORDINADOR dijo...

Ni el tiro del final... era tan berreta el arma. La fuerza de un solo elemento nos lleva a una transmutación del personaje, el elemento y el acto, matarse para renacer.

gustavo "pájaro" dijo...

La redención transmutada en un disparo. Tanto dicho en tan pocas palabras.

mauricio dijo...

Escalofriante. El resumen perfecto en cinco líneas de lo que el amor desamor puede disparar en un hombre. La locura? la cobardía? el crimen?, que se esconde detrás de un aparente perdedor?. Increible!!!, una pluma para tener en cuenta.

vanesa dijo...

Hay que leerlo dos veces. Eso no es bueno.Pense que con tantas críticas era mejor.

ana dijo...

Impresionante, consigue clímax, describe muy bien la desgarradora escena del cuarto, tanto que uno parece estar mirando al protagonista, tanto que uno parece haber escuchado ese disparo en algún momento de su vida. Muy buen relato, hubiera merecido, o tal vez merezca más desarrollo.

dora dijo...

Buen relato de final abierto. Lo que más me gustó es la consecución de inquietud en las primeras líneas, dan ganas de leerlo hasta el final. Muy bien!

malena dijo...

no sé bien como es el concurso, pero voy a comentar sólo este porque me pareció el mejor, aunque hay otros buenos. Re bien como se expresa el renacer de una persona luego de una ruptura de pareja.

picasesos dijo...

Que encirra el puño del escritor sino los contrapuntos de la vida.
El amor y el desamor, la pasión y el desconsuelo, el calor de la pólvora candente y el gélido metal del caño, el mas profundo de los silencio y el atroz estampido del balazo.
Excelente. Mucho en muy poco, con sabor a poco.

flor dijo...

........bueno como mis conjeturas al respecto al parecer no son ciertas, creo que como cuento se merece un diez..ahora insisto no es autobiografia??

Norberto dijo...

Los primeros hemistiquios entablan animadísima relación con el lector. Una audacia, la frase "el disparo sonó como una revelación" describe certeramente, en passant, la revisión de la vida pasada y el enfoque del porvenir. Si me disculpan el oxímoron, es casi como que no le falta nada. Me gustaría leer algo más del autor. Brillante.

berenice dijo...

Un poco de Marechal, un poco de arrabal, un poco del Borges de los primeros años...lo mejor que tiene es la incertidumbre del porvenir, está bien redactado, pero le falta la explosión creativa de quien intenta ubicar al lector en el lugar de los hechos... de todas formas es lo mejor del concurso

Lucho dijo...

Recién comenté en el cuento "un sueño recurrente" que los relatos cortos deben apelar a la simpleza narrativa en vistas de acercarce a una compleja profundidad. Los haikus son un ejemplo de ésto. El microcuento es muy similar a la poesía, y en ella no caben palabras tan anacrónicas y feas como "mujerzuela", o frases repetidas de mal gusto como "único legado paterno". La narración debe deslizarce, y en éste caso eligen oraciones muy oscuras para eso. Creo que no funciona. Además leí en las críticas que este es un tema interesante; realmente no me parece así, si no un triste cuento de desengaño reivindicado.

alejandro dijo...

Escribir un cuento no es solo un acto de inspiración, también es una revisión y una muy buena observación de la vida cotidiana que se recorre en tramos de complejidad creciente. Este relato asombra por lo bien descripto de la situación, con todo lo que denota y connota la misma. Enhorabuena!!

Nicolás dijo...

Sin ánimos de debatir ni ofender, mi opinión es que los microrrelatos no deben asemejarse a la poesía sino que deben explotar y valerse de sus propias virtudes. Sin olvidar que además deben relatar algo.
En este caso se lo hace de una manera fantástica. En seis renglones dispara numerosas imágenes y reflexiona sobre pasado, presente y futuro de muchas de las situaciones cotidianas que nos acechan. A mi criterio, bienvenidas sean las frases oscuras si tan buen resultado obtienen.

maria cecilia dijo...

Un buen relato, que, tal vez más largo hubiese perdido la potencia que consigue en unas pocas líneas. Bien hilvanado, verosímil, de cuidada redacción y un detalle para elogiar, la epífora "último legado paterno" está muy bien lograda y resume en una frase el estado de ánimo, la vida, donde está situado el protagonista.

Roberto Andrés dijo...

Me gustó mucho el cuento. Conmueve, verdaderamente, lo que logra es fantástico. Un acto natural como es el amor depara muchas veces situaciones preferentemente olvidables, que mejor que apostar a ese olvido con "una revelación", tal la perfecta metáfora empleada por el autor. Muy buen relato, muy bien logrado.

Lou dijo...

Cada una de las palabras, elegidas con una precisión exquisita, conspira para describir una prisión de euforia, cólera, negación y desconsuelo, característica del ser humano.
Y la constante esperanza… “mañana es mejor”.
La narración mantiene al lector expectante y resulta muy placentera.

marcela dijo...

Indaga acerca de las verdades íntimas que subyacen en el interior de cada ser humano. Bellísimo relato. La asfixiante atmósfera en la que se debate el protagonista está brillantemente lograda.

Juan Manuel dijo...

Magnífica invención de una trama en donde se profundiza la relación de la conciencia y el mundo exterior al sujeto, en donde aparece la necesaria decisión de un renacimiento vital, ese suceso por el que todos, tal vez, hayamos pasado. Magnífico relato.

Héctor dijo...

La realidad social en una atmósfera decadente parece ser la inestable base de este interesante relato. La piedad y la comprensión del dolor humano se ponen de manifiesto para atrapar al lector hasta la última línea

vera dijo...

Un relato entregado a la vivisección de las relaciones humanas en una sociedad agonizante. Punza, desafía a quien lo lee... recomendable ciento por ciento.

Mariano dijo...

Atraviesa con gran dinámica un universo hostil y apesadumbrado. Desplaza la superficialidad habitual de este tipo de relatos hasta lograr, redondamente, una obra brillante, cargada de imágenes reconocibles y metáforas muy bien construidas. Quisiera leer algo más del autor.

Cecilia dijo...

al leer este relato me sucedió algo raro, cuando leía una palabra intuía la que venia después, me temo que se debe a la falta de originalidad del autor al momento de elegir el tema central, y no creo que este bien logrado el recurso de despertar la intriga en el lector cualquiera hubiese sido el destino de la bala el final no tenía forma de resultar conmovedor y para que busca uno leer si no es para conmoverse.

Flora dijo...

Un escenario oscuro y un remate incierto tornan fantástico este relato sobre el amor, la locura y la muerte.
Me quito el sombrero ante el autor.

Pedro dijo...

Es como si el autor hubiese vivido en carne propia lo relatado... De otro modo parece díficil transmitir tantos sentimientos encontrados en un sólo acto, cosa que el cuento logra muy satisfactoriamente. Las descripciones del lugar, los hechos y las acciones del protagonista hacen que el lector se sienta parte de la trama. Simplemente brillante.

augusto dijo...

Este, en mi opinión, fue el relato mejor logrado. Consigue con muy pocas palabras contar una historia, describir los sentimientos oscuros del personaje, y descolocar al lector que con una situación tormentosa pero relajante a la vez.
Muy intenso, excelente.

marcos dijo...

Un relato hondo, muy bien logrado, prescindible redondamente para el lector superficial.

Lupus dijo...

Un cuento tan bien logrado en el que las cinco primeras palabras tienen casi la misma importancia que las tres últimas. Excelente!!

Ricardo dijo...

Un cuento en donde el autor se adueña de las palabras, sin adjetivaciones inútiles ni remedos metafóricos, un cuento exacto, preciso, merece el mayor de mis respetos. Muy bueno.

María Emilia dijo...

la fuerza narrativa, la ambientación, los ingredientes y la escritura confluyen en una historia impecable e implacable.

Andrés dijo...

Ágil y atrapante, este brillante relato entretiene y profundiza en un tema eminentemente humano: el amor.

Estela dijo...

Un relato imposible de soslayar. Una historia imaginativa y verosímil, para cualquier persona que ostente vida. Muy bien!!

renzo dijo...

Una perfecta "mistyc machine", certero, puro suspenso. El final abierto es la más brillante culminación de tan buena redacción.

Pupeto dijo...

La mordacidad con que el autor relata el agobiante devenir del protagonista, el hilo de la escritura, la metáfora del disparo como revelación son sorprendentes, por lejos el mejor relato del concurso.

Julio dijo...

El autor logra que uno se haga carne con el protagonista del cuento... ¿quién no estuvo ahí?
La verdad, brillante.

Enzo dijo...

Este relato me resulta desbordante de recursos literarios propios de una pluma afinada, y si bien no derrocha originalidad en lo que al tema central concierne, el amor no correspondido es un tema añejo y tratado con diferentes suertes, consigue intriga y pinta de cuerpo entero y claro los lugares, la pesadumbre del protagonista y el desenlace. Muy interesante.

Fede dijo...

El encadenamiento de los actos nos lleva a un círculo sin escape. En caso que el hombre verdaderamente renazca... ¿no volvería acaso a cometer los mismos errores?
Las metáforas utilizadas por el autor son excelentes.
Un cuento magnífico.

Ignacio dijo...

Del amor y del odio sólo resta la locura... y una Bersa calibre 22.
Un relato preciso, muy bueno. El mejor que leí del concurso.

Sonia dijo...

Un cuento magistral que nos sumerge en los misterios del amor. Un texto sin fisuras, capaz de tratar un tema trillado y dejar perplejo al lector con un final a la vez impactante e insondable.

Isabel dijo...

Un relato de un final inesperado, espeluznante... el autor maneja perfectamente los tiempos literarios, y en un diálogo directo con el corazón del lector, elucubra una historia que puede ser compartida por todos. Impecable!

Guillermo dijo...

Muy buen relato, en el que la magia de la narración nos pierde en el universo que nos propone el autor, sufriendo con el personaje la trágica historia que le toca vivir.

María Luján dijo...

Un buen mini cuento. La perfecta redacción desemboca en un final irreprochable, una semilla pertinaz que crece en la mente del lector y lo obliga a reflexionar acerca de los temas cotidianos, y en el fondo, ¿quien no ha estado enamorado? ¿quien no ha sufrido en carne viva el desdén del ser amado?. Redondo, preciso, un balazo certero al corazón de quienes podemos leer entre líneas.