Bienvenido al Concurso De Microrrelatos

organizado por el taller Literario La Nave Fue y Volvió.

POR FAVOR, selección su opción.

12/13/2008

carta

Con la siguiente carta los organizadores dan por terminado todo debate bizantino que no conduce a nada.

Estimado Acabáramos:

Mi nombre real es Daniel, lo que significa que me hago cargo de lo que digo, esto significa sin escudarme detrás de un sinsignificado.

En primer lugar haré caso omiso a tu “ORDEN” de hacer silencio, incluso escrita en otro idioma denota tu costumbre de dar ordenes.

En segundo lugar, me tachas de chanta, guante que recojo para darte esta respuesta, demás está decirte que quizá se puedan dar órdenes de quien puede o no ganar o no en el círculo en el cual te muevas, pero es medio difícil hacerlo en un ámbito como este. Si perdiste, debes hacerte cargo que hay gente que escribe mejor que vos, quizá mucho mejor y es más, firma con nombre y apellido sin el escudo de un anonimato.

El estoico o “chanta” que vos mencionas tiene algunos concursos y premios ganados y otros (muchos) perdidos, lo cual no me llevó a despotricar ni a tachar de injusto al resultado, pero, estimado no creo que lo entiendas.

Sin otro particular y llamándote a la reflexión te invito a que no dejes de escribir, a lo mejor, con el tiempo, la práctica y el aprendizaje llegues algún día a ganar algún concurso. Será ese el momento entonces en que esta carta sea leída por quien, en ese momento, tache de arreglado el concurso.

Atentamente.

Daniel

2 criticas constructivas:

Sekhmet dijo...

Estimado Daniel: comparto con vos el hecho de dar un corte definitivo a esta polémica inconducente. Además ¿cuál es el sentido de seguir discutiendo sobre un fallo que no será modificado? ¿qué buscará Acabáramos? Si es fama lo que busca, equivocó la forma. Alguien dijo "es preferir morir olvidado, que vivir odiado". Nada más elocuente.
También comparto con vos, Daniel, el hecho de que este "concursante despechado", está acostumbrado a dar órdenes, a ganar en lo que se propone, a ser el eterno hijo pródigo. La nave... fue su barrera y esto lo lastima. Vaya uno a saber qué espacio de poder está invocando, lo cierto es que su alarde, es precisamente, lo que más rechazamos. Yo también tengo unos cuantos premios ganados y muchos perdidos. ¡Imagínense si por cada premio que no gano hago un berrinche!
Una sola cosa más, para "acabáramos":
¡EN ALGÚN MOMENTO TENÉS QUE MADURAR, NENE! ¡NO SOS EL OMBLIGO DEL MUNDO!

MGT dijo...

Compañeros, ¿acaso vale la pena discutir estos temas?

Ya viene el 2° concurso, enfoquemonos en cosas creativas.

Salud a todos.